BROKEN SWORD II: LAS FUERZAS DEL MAL

ESPÍRITU CONTINUISTA

Las imágenes del presente artículo han sido capturadas durante mis partidas, directamente del juego.

Dada la manera que tiene un servidor de organizar estos artículos, procurando ir dedicando entradas a las diferentes entregas de una saga con un orden, parece mentira que todavía no hubiese dedicado un mes a la secuela de Broken Sword, primer juego en aparecer en este blog, hace ya varios años. Lo cierto es que no ha habido ningún motivo en particular, aparte de que hasta ahora, no me había sentado a jugar este Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal, y terminarlo.

Una vez hemos completado nuestra segunda aventura con los carismáticos George Stobbart y Nicole Collard, estamos listos para hablaros en detalle de este juego, que llegó a las tiendas al año siguiente de la puesta a la venta del primer Broken Sword, y que decidió seguir un camino continuista, sin variar en exceso la fórmula original, y ofrecer otro juego notable. Algo, que no nos cabe duda, apreciaron los seguidores de las aventuras gráficas del momento.

Plataformas: PC y PlayStation

Plataforma en la que se analiza: PC

Año de lanzamiento: 1997

Desarrollador: Revolution Software Ltd.

Disponible en: GOG / Steam

Extras: Traducción

NARRATIVA

Un tiempo después del final de la primera aventura, George y Nicole han seguido caminos separados. Pese al fogoso amor que parecía que compartían, la relación no ha funcionado. George, que va a pasar unos días en París, decide hacer una visita a su ex-novia. Ésta le informa que tiene una importante reunión con un arqueólogo llamado Oubier, ya que ha de hacerle una consulta sobre una misteriosa piedra que ha encontrado durante la investigación que está llevando a cabo. Ambos acuden a la cita, y todo resulta ser una trampa. Nicole es raptada, George abandonado para morir, y justo aquí empieza nuestra aventura.

Siguiendo el patrón que ya estableció el primer juego, Broken Sword II vuelve a plantearnos un guión de aventura y acción, que recuerda a clásicos como Indiana Jones, o Tomb Raider. Aunque, dado que estamos ante una aventura gráfica, tiene mayor peso en el desarrollo de la historia el descubrimiento de información y la resolución de puzzles, que la acción más desenfrenada, que no hace aquí acto de presencia.

Así pues, si en la primera parte nuestro dúo protagonista descubría una conspiración templaria y otros secretos del pasado, en esta ocasión se sumergirán en un misterio que remonta sus raíces a las culturas precolombinas de América del Sur, la llegada de los españoles a dichos territorios, y profecías y seres malignos del más allá. Todo bien aderezado con la típica organización secreta dispuesta a obtener poder y dar muerte a George y Nicole. A esta mezcla no podían faltar la visita a numerosos países y localizaciones del mundo, y el humor lleno de ironía desperdigado por los muy abundantes diálogos.

En resumen, Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal, ofrecía un relato muy semejante al del primer juego, pero no por ello menos digno o satisfactorio.

JUGABILIDAD

Como hemos dicho, y es posible que ya sepáis, Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal es una aventura gráfica; y además una que recicla el sistema de juego que ya utilizaba el anterior. Quiere decir esto que de nuevo tenemos un juego en el que para progresar hay que ir resolviendo los diferentes puzzles y acertijos que se nos plantean, y que nos impiden avanzar hasta que no les hemos encontrado una solución.

Este esquema jugable resulta más que evidente en esta secuela, dado que los protagonistas, George y Nicole, se van alternando, al contrario que en la primera parte (salvo en el remake). Así, habrá secciones dónde controlemos a nuestro querido George Stobbart, y  en otras a la intrépida Nicole Collard, pero nunca a ambos al mismo tiempo. Se confirmó en esta entrega, pues, que los dos son los protagonistas de la serie, y no solo George.

En la época, los juegos de este género solían diferenciarse por el tipo de control que elegían a la hora de que el jugador interactuase con el escenario. En este sentido, había varias opciones, desde la escritura de comandos en las más antiguas, al uso de una serie de verbos establecidos por el juego, como las producidas por LucasArts. En el caso que nos ocupa, se eligió el sistema de control que terminaría por imponerse con el tiempo, el uso del cursor del ratón. Así, basta con llevar la flecha del ratón a donde queramos realizar alguna acción, para que ésta nos indique de qué manera podemos interactuar cono ese elemento del entorno —hablar, coger, usar,etc—. Además, siempre el botón derecho del ratón sirve para examinar algo, y el izquierdo para utilizarlo. Simple y muy efectivo, como ya sucedía en el primer Broken Sword.

En cuanto al nivel de dificultad de los puzzles, hemos de celebrar que en esta ocasión no hay ninguna cabra —hasta los creadores hacen referencia a ella en esta secuela—. Esto implica que no tenemos ningún acertijo mal diseñado que nos haga rompernos la cabeza durante meses. Aunque hay alguno, como el laberíntico paseo por un pantano, que puede desesperar a más de uno, y requerirá paciencia. Salvo por alguna excepción como esta, en líneas generales los rompecabezas de Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal están diseñados con cierta lógica, para lo que eran las aventuras gráficas en aquel entonces.

Uno de los puntos que a alguno le pareció negativo cuándo el juego se puso a la venta, fue la ingente cantidad de diálogos y conversaciones. Esto es cierto, hay una mayor preponderancia de los diálogos que de los puzzles, y en algunas secciones de la aventura, avanzar implica hablar de todo, con todos los secundarios varias veces, en lugar de hallar la solución de un rompecabezas. Esta decisión por parte de Revolution, a mi no me ha desagradado, al contrario, dado que los diálogo siempre han sido mis partes favoritas de las aventuras gráficas, y no la resolución de enigmas; para los más puristas, sin embargo, si podía suponer un inconveniente. No obstante, comparado con lo que hoy se entiende por aventura gráfica, Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal es, a nivel jugable, una aventura gráfica clásica.

APARTADO AUDIOVISUAL

Una vez más, nada nuevo bajo el Sol. Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal utilizó la misma tecnología gráfica que su antecesor. Así, en pantalla, al acción sucede sobre coloridos fondos realizados en dos dimensiones, y dibujados a mano. Este último dato es importante, ya que era una técnica muy común en el género durante el pasado siglo, y de ahí viene el encanto y excelente diseño artístico de estos juegos. Y en este sentido, Broken Sword II no es una excepción.

También los personajes están realizados en dos dimensiones, mediante sprites con unas animaciones que son una delicia. Aunque donde más destacan es en las ocasionales escenas de vídeo, un poco más numerosas que en la primera parte.

Todo el conjunto destaca por el colorido, el excelente diseño, y de nuevo la sensación de estar formando parte de una película de animación. Es decir, que el juego despliega un conjunto visual muy atractivo que conserva su encanto en la actualidad. Pese a haber aparecido en el ya lejano 1997, Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal es una de esas rara avis que han envejecido bien y siguen siendo un deleite visual veinte años después.

Pero lo visual estaría cojo si no le acompaña un buen trabajo en el sonido. Por fortuna, podemos decir que a banda sonora está a la altura. Barrington Pheloung compone una serie de temas que transmiten esa sensación de descubrimiento y de aventura épica. Algunas de las canciones se quedan más en la memoria que otras —Happiness is an Inside Job, en los títulos de crédito debe ser escuchada—, pero todas nos han parecido satisfactorias. El único pero que podríamos poner al trabajo que se realizó, es que en ocasiones el acompañamiento sonoro transmite la sensación de ir algo descolgado de la acción, como si transmitiese más épica de lo que en realidad sucede en pantalla. Pero es una cuestión personal y puntual.

Para mi eterno pesar, el doblaje repitió con los mismos actores. Aunque se agradece el gesto de que fuese doblado al castellano, y más en esos años, que no era tan corriente, la elección del reparto me parece pésima. Siempre me ha parecido que Tomás Rubio era un mal actor de doblaje, y, si bien mucha gente recuerda con cariño su papel de George Stobbart, siempre he creído que es una actuación muy deficiente en comparación con la realizada en su versión original por Rolf Saxon. Por eso, soy incapaz de jugar esta serie en español, y he de hacerlo con las voces originales y los subtitulos en castellano. Lo siento, pero no puedo decir nada positivo del trabajo que se he hizo en aquel entonces con este Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal.

REFLEXIÓN FINAL

Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal fue lo que muchas veces decimos en la prensa como <<más de los mismo>>. Es decir, que realmente era un juego muy parecido al original que tan solo buscaba ofrecer una nueva aventura que viviese del éxito de la anterior, y ya de paso conseguir unas cuantas buenas ventas. Pese a lo negativo que suena, y a que se suele usar de un modo despectivo, no siempre es así. A veces, como en este caso, es algo positivo; porque si os gustó el primero, este no va a ser diferente.

No, la secuela de Broken Sword no reinventó el género de las aventuras gráficas, ni introdujo ninguna importante novedad que la hiciese destacar sobre el resto. Tan solo supuso un juego sólido y notable que supo satisfacer a los aficionados y al que siempre se puede volver para pasar un buen rato.

BROKEN SWORD II: THE SMOKING MIRROR REMASTERED

Al igual que ya sucedió con Broken Sword: La Leyenda de los Templarios, esta segunda parte contó con una versión remasterizada, que vio la luz en el año 2009. Esta nueva versión puede encontrarse en múltiples plataformas aparte del PC, como iPad y dispositivos Android.

Si bien la aventura es la misma, esta reedición contiene toda una serie de extras y novedades que no estaban presentes en el original de 1997. Entre ellas teneos un cómic interactivo, un diario en el que se van anotando nuestros progresos en la aventura, un sistema de pistas que nos ayuda en la resolución de rompecabezas, y una interfaz renovada, para una navegación más cómoda por el entorno. Además, también retornan los rostros completamente animados en viñetas. Un añadido este último, que para mí destroza la experiencia y es por completo innecesario.

¿SABÍAS QUE…?

  • Hay un huevo de pascua, o secreto, oculto en uno de los escenarios del juego, que hace referencia a Beneath a Steel Sky. Este último es un juego anterior de Revolution del que también os hablamos en el blog. Fue el segundo que recomendamos.
  • Durante la introducción, en una de las escenas que tienen lugar en la casa del Profesor Oubier, hay un cuadro en el que se muestra la villa española que visitábamos en el primer Broken Sword.
  • Uno de los puzzles requiere que un perro caiga al agua. Cuándo esto sucede, suenan las notas de una famosa nana anglosajona llamada <<Oh where, oh where is my little dog gone?>>.
  • El título original del juego es Broken Sword II: The Smoking Mirror. En España el juego se puso a la venta bajo otro título distinto, Broken Sword II: Las Fuerzas del Mal, que no es una traducción fiel. Curiosamente, y dependiendo del país, el título que acompaña al juego varía notablemente. En Italia fue Broken Sword II: La Profezia dei Maya, y en Alemania, Broken Sword II: Die Spiegel der Finsternis. Dónde más cambiado estaba era en Francia, que apareció bajo el nombre Les Chevaliers de Baphomet II: Les Boucliers de Quetzalcoat.
  • La revista Micromanía, en su número de noviembre de 1997 le otorgó al juego una nota de 84 sobre 100. De él dijo: <<Broken Sword II es una aventura digna sucesora del éxito que supuso la primera parte>>.
  • La revista Hobby Consolas, en su número de diciembre de 1997 le otorgó una nota de 92 sobre 100. De él dijo: <<Imprescindible para quienes gusten de los juegos de inteligencia>>.

GALERÍA DE ARTE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

LA VISIÓN DE LA ÉPOCA

VÍDEO PRÓXIMO NIVEL RECOMIENDA

Y el mes que viene…NOX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s