LANDS OF LORE II: GUARDIANS OF DESTINY

INJUSTAMENTE TRATADO

Las imágenes del presente artículo han sido tomadas por mi, durante mi aventura con este juego.

Allá por abril de 2015, traíamos al blog un vídeo juego de rol que fue alabado por sus contemporáneos, pero que años después, no era uno de los más recordados. Aquel título era Lands of Lore: The Throne of Chaos. Era un juego de corte bastante clásico y muy divertido. Parecía lógico que un juego que funcionó en su día tuviese algún tipo de secuela.

Esa segunda parte fue Lands of Lore II: Guardians of Destiny. Otro juego de rol que, al contrario que su predecesor, fue maltratado y criticado por no haber alcanzado los estándares de calidad establecidos por la primera parte, e incluso lo es aún hoy. No obstante, muchos años después de que viera la luz, y sin haberlo jugado con anterioridad, yo he pasado un buen montón de horas de excelso divertimento, a pesar de las erróneas decisiones de diseño que tiene.

Plataformas: PC

Plataforma en la que se analiza: PC

Año de lanzamiento: 1997

Desarrollador: Westwood Studios Inc.

Disponible en: GOG 

Extras: Ninguno

NARRATIVA

Lands of Lore II: Guardians of Destiny continúa la historia años después de dónde la dejó el primer juego. En aquel conseguimos derrotar a Scotia, la bruja malvada que se había hecho con un objeto que la permitía cambiar de forma, y con so frenamos sus ambiciosos planes de venganza y conquista contra Gladstone y el rey Richard. Lo que se desvela en esta entrega, es que Scotia tenía un hijo, Luther, y que al ser derrotada envió su maldición a su retoño, encarcelado en las mazmorras de Gladstone. Pero sus acciones no solo han acarreado la desgracia de Luther, también han hecho despertar unas fuerzas malignas del pasado que amenazan con destruir todo el mundo.

Sobre estos puntos, es sobre los que se mueve el guión de Lands of Lore II: Guardians of Destiny. Sin embargo, al contrario que el anterior, aquí la trama está protagonizada por un héroe atípico. Luther no es un dechado de heroicidad, de hecho su viaje comienza con su fuga de la cárcel, y a lo largo de la aventura, todo cuanto anhela es poder controlar o quitarse la maldición con la que lo ha condenado su madre. No parece tener especial interés en salvar el mundo, y eso es más una consecuencia indirecta de su peregrinación en la búsqueda de una cura.

Estamos entonces ante un argumento mejor que el de Lands of Lore: Throne of Chaos. Sin ser especialmente original, o revolucionario, no todo se reduce a blancos y negros. Algo que sí pasaba en su antecesor.

El inconveniente  que hemos percibido al jugarlo, es que el juego está en completo inglés y no tiene ni siquiera subtítulos. Además la calidad del doblaje no es para tirar cohetes, y cuesta un gran esfuerzo entender bastantes de las conversaciones que se reparten por el juego. No es extraño que se pierda información por el camino. Pero este, no fue el motivo por el que en su momento esta segunda parte fue atacada.

JUGABILIDAD

De nuevo, Lands of Lore II: Guardians of Destiny es un vídeo juego de rol. Siguió las directrices del primero, pero introdujo cambios. Algunos positivos, otros negativos.

Para empezar el juego conserva la vista en primera persona, salvo que en esta ocasión sólo manejaremos a Luther, y en ningún momento controlaremos a un grupo de personajes. Moverse por el entorno también ha cambiado, pues ahora se nos permite libertad de movimiento, ya que no se hace uso de la distribución por cuadrados de los escenarios. Además de esto, el cambio que más he celebrado al ponerme a los mandos del juego fue la completa adopción de un sistema de combate en tiempo real. Ya no sucede, como en el anterior, que haya que esperar uno segundos para realizar cada ataque, basta con realizar ataques tan rápido como sea posible.

Estos cambios fueron acertados, y suponían la evolución de un modo de entender los vídeo juegos de rol, del estilo clásico que usó el primer Lands of Lore, al estilo que estaba utilizando el género en esta secuela, previo a la revolución que supuso la llegada poco tiempo después de Baldur’s Gate; otro juego del que también os hablamos en su día.

Sin embargo, tal y como ya he mencionado, Lands of Lore II: Gardians of Destiny también tuvo su parte negativa, que le acarrearon un buen número de críticos. La principal característica negativa del juego, eran las transformaciones descontroladas de Luther.

Ya hemos mencionado que el protagonista está maldito, y esa desgracia le hace transformarse en una pequeña lagartija o en una terrible mole monstruosa, cada una con sus fortalezas y debilidades. Pero nosotros, como jugadores, no controlamos ninguno de esos cambios. Éstos se producen, aparentemente, de forma aleatoria, cuándo al programa le resulta oportuno. Es decir, va a suceder en numerosas ocasiones, que terminemos convertidos en una de las dos transformaciones posibles cuándo menos nos convenga, o que no lo hagamos en absoluto cuándo si lo necesitemos.

Esta pobre decisión de diseño, frustró en su día a muchos jugadores, y sigue siendo frustrante hoy en día. Además, no tiene una fácil solución, ya que sólo ganaremos control sobre esta maldición al final del juego, para descubrir que ya no es necesario, por motivos que no explicaremos aquí. El resto del tiempo, tendremos que lidiar con este elemento que puede convertirse en un auténtico incordio, y solo con la aventura avanzada, lograremos un hechizo capaz de impedir la transformación, pero no controlarla por completo.

No es de extrañar, que hubiese tanta gente que perdió la paciencia a la hora de afrontar la partida. Lo cuál era una pena, porque, con la paciencia suficiente, uno descubre que Lands of Lore II: Guardians of Destiny era un juego muy divertido, que ofrece un reto considerable, pero también muy bien planteado, lleno de secretos y detalles cuya única pega, a día de hoy, es el poco práctico sistema de control que tiene.

APARTADO AUDIOVISUAL

A mi juicio, si en algo de debieron de notar los diversos retrasos que sufrió el juego, fue en el apartado gráfico. Comparado con los títulos que estaban siendo lanzados a finales de 1997 y principios de 1998, Lands of Lore II: Guardians of Destiny parece algo desfasado.

El juego construye sus escenarios mediante un motor 3D, pero los enemigos u otros tipo de elementos están en dos dimensiones. Un salto grande desde la primera parte, pero para una época en la que ya se estaban viendo juegos como Quake II o Tomb Raider II, con motores gráficos completamente en 3D, podemos afirmar que se encontraba lejos de la vanguardia tecnológica de sus días.

Para su desgracia, además, ha envejecido peor que su primera parte. Ya hemos dicho en alguna ocasión que los gráficos SVGA o VGA han aguantado de un modo brillante el paso del tiempo, en parte debido a las actuales corrientes que defienden el Pixel Art, y a su estética de dibujo animado. No sucede lo mismo con aquellos que quisieron apostar por primitivos motores 3D, y actores reales. En parte porque las resoluciones de la época son hoy lo bastante bajas como para que todo quede en exceso pixelado. Y eso es algo que sucede en este juego.

Por mucho encanto que pueda tener el apartado visual para mí, dado mi forofismo a los juegos con actores reales —por la nostalgia que me producen— no puedo negar que Lands of Lore II: Guardians of Destiny no era un título atractivo en lo visual en 1997, y sigue sin serlo en 2017.

En lo sonoro, el juego rendía bastante mejor. Tiene un buen repertorio de efectos de sonido bien trabajados, y la banda sonora es muy adecuada. A estas alturas habrá quedado claro que no soy un gran experto en este apartado, pero me ha resultado lo bastante convincente. Eso sí, la música no acompaña a la acción, como es más común hoy en día, sino al entorno. Depende de en que <<nivel>> suena una u otra pieza musical para ambientar, independientemente de lo que suceda en pantalla, solo variando cuándo se inicia un combate.

REFLEXIÓN FINAL

Es incuestionable, que Lands of Lore II: Guardians of Destiny tuvo alguna que otra pésima decisión de diseño. Las transformaciones de Luther, fueron un elemento clave de la trama y la jugabilidad del título, pero estaban mal plantadas, y acabaron por convertirse en un incordio y una molestia que impedía disfrutar del juego en su totalidad. Ese fue su mayor fallo, y en su momento, y aún hoy, esta secuela es recordada como un tropiezo en el transcurso de esta saga.

A mí me parece exagerado. Puede que tenga sus puntos bajos, pero seguía siendo un juego divertido y de calidad notable. Jugado y completado 20 años después de su puesta a la venta original, me ha parecido un gran jugo de rol que debería haber sido tratado con más justicia.

¿SABÍAS QUE…?

  • Si se bucea en los archivos del juego, se pueden encontrar un buen número de pistas sonoras que no llegan a sonar en ninguna parte del juego. Es muy probable que se trate de material residual, elementos que estuvieron presentes en algún momento en el juego, pero que fueron desechados y nunca eliminados del código final de Lands of Lore II: Guardians of Destiny.
  • Por primera vez, Westwood Studios utilizaba en uno de sus juegos un sistema de efectos de sonido en 3D. Esto es, solo eramos capaz de escuchar un sonido, si nos situábamos mirando en la dirección de la que procedía.
  • Durante la realización de este artículo, no hemos encontrado una revista que le dedicará una análisis. Si un avance, y una guía, pero no un análisis.
  • La web especializada en vídeo juegos Meristation le puso una nota de 7.5 sobre 10. De él dijo: <<Segundas partes ¿malas?>>.

VÍDEO PRÓXIMO NIVEL RECOMIENDA

Y EL MES QUE VIENE…SHADOWRUN: HONG KONG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s