SHADOWRUN: HONG KONG

MÁS FANTASÍA CYBERPUNK

Las imágenes del presente artículo han sido todas tomadas durante mis partidas con el juego. Pertenecen a Shadowrun: Hong Kong Extended Edition.

 Después de haber cosechado un gran éxito entre crítica y público con la expansión Shadowrun: Dragonfall, que a posteriori fue convertida en un juego independiente mediante la edición Director’s Cut; desde Harebrained Schemes no se pensaron mucho en volver a desarrollar otro RPG de la licencia Shadowrun. Ya tenían todos los materiales, solo hacía falta poner el proyecto en marcha.

Para hacerlo, de nuevo recurrieron a Kickstarter y los jugadores. Iniciaron otra campaña de financiación colectiva que les permitiese llevar la acción a otra de las interesantes ciudades del juego de rol, Hong Kong. La escala del título sería tan grande como dinero se recaudase. Y tras haber logrado un buen montón de dólares, en 2015 nos llegó Shadowrun: Hong Kong, otro sobresaliente cRPG.

Plataformas: PC

Plataforma en la que se analiza: PC

Año de lanzamiento: 2015

Desarrollador: Harebrained Schemes.

Disponible en: GOG / Steam

Extras: Ninguno

NARRATIVA

En esta ocasión, nuestro personaje creado, llega a Hong Kong tras un largo periodo de ausencia. Nuestro padre adoptivo, Raymond Black, nos ha hecho llamar junto a nuestro hermano Duncan porque necesita de nuestra ayuda. Todo se torcerá cuando ya en el sitio acordado para el reencuentro, nuestro padre no aparezca, y en su lugar seamos víctimas de una emboscada por parte de la policía de Hong Kong, que pasa a meternos en su lista de Los Más Buscados.

A partir de este punto, y como ya ocurrió con los anteriores, nos vemos inmersos en una trama de conspiraciones, dobles juegos, crímenes y viejos secretos,; todo ello en una ciudad que se presta mucho más a la fusión de la ultra tecnología con el pensamiento mágico que Berlín o Seattle en los anteriores juegos.

Como ya sucedía con Shadowrun Returns y Shadowrun: Dragonfall, en Shadowrun: Hong Kong tenemos otro juego con un fuerte componente narrativo, y una excelente calidad en la escritura. Es importante este último punto, dado que gran parte de la aventura la vamos a estar leyendo como si de una novela se tratase. El único inconveniente, es que no tenga una traducción al castellano.

Ya queda en opinión de cada uno el valorar si el guión de este es mejor que el de Shadowrun: Dragonfall —para mi no—, pero hay algunas cosas que Shadowrun: Hong Kong hace mejor que su antecesor. La más destacable, es el modo tan brillante en el que se ha introducido un pasado personalizable para nuestro personaje. Así, mediante conversaciones con nuestro hermano Duncan, éste nos habla de situaciones y anécdotas de nuestra infancia y vida anterior juntos; pero todos estos recuerdos de Duncan suelen conllevar que le contestemos a alguna pregunta sobre cómo reaccionamos entonces. Al final, gracias a estos diálogos en el que elegimos nuestras acciones pasadas, vamos construyendo cómo fue nuestra vida anterior a los acontecimientos del juego y que marcarán algunos momentos futuros del juego. Brillante.

Así que sí, volvemos a estar ante un juego con una narrativa excelsa, que es la que realmente hace que merezca la pena jugarlo, si uno está dispuesto a embarcarse en una estupendo cRPG cyberpunk.

JUGABILIDAD

Puesto que la filosofía tras el desarrollo de Shadowrun: Hong Kong fue la de ofrecer otro excelente juego dentro de la franquicia, no hubo intención alguna de variar el apartado jugable de lo ya visto con anterioridad. Queremos decir con esto, que todo lo que ya tuvimos ocasión de ver con Shadowrun: Dragonfall, está presente en este juego también.

Una vez más actuamos desde una base de operaciones situada en un barrio de Hong Kong. En el barrio encontraremos un buen puñado de habitantes, muchos de ellos comerciantes, dónde aprovisionarnos de equipo, ya sean implantes, armas, hechizos, robots o cualquier otro tipo de parafernalia que nos pueda ser de ayuda en las misiones.

La base de operaciones, que aquí es un barco, es el lugar en el que descansaremos, charlaremos con el resto de miembros de nuestro equipo, descubriendo su historia y ganándonos su confianza, y aún más importante, desde dónde recibiremos y aceptaremos los trabajos o misiones. Estas son las que van a hacer progresar la trama.

Ya en las misiones, y como suele suceder en los cRPG, tendremos diversas maneras de completarlas dependiendo de las habilidades de nuestro personaje. Si lo hemos centrado más en habilidades sociales, es posible que salga de muchos apuros con su labia, si es un hacker excelente o un brillante mecánico buscará eludir o trastear con los sistemas, y si lo suyo es la violencia, la mayor parte de sus incursiones acabarán en combates.

No obstante, en la mayoría de las misiones, siempre hay algún combate obligatorio, inevitable. Cuándo estos suceden, hacen uso de un sistema por turnos. Para atacar o utilizar diversas habilidades suele calcularse un porcentaje, que nos revela las posibilidades que tenemos de tener éxito al realizar dicha acción. Es un sistema que, junto con el uso de cobertuas, acaba siendo muy parecido al de la serie XCOM, que tanto éxito ha cosechado los últimos años en el mundo del PC.

Al final, y como ya decíamos al principio, la base jugable es idéntica a la ya vista en Shadowrun Returns y Shadowrun: Dragonfall y que ofreció resultados tan positivos.

APARTADO AUDIOVISUAL

Y por último, y sin ánimo de reiterarme, regresamos a otro apartado que tampoco ha cambiado con respecto a los anteriores juegos.

Shadowrun: Hong Kong edifica sus cimientos visuales sobre el mismo motor que ya vimos en su primer juego allá por el 2012, el motor Unity. Es decir, de nuevo tenemos personajes en 3D sobre fondos en 2D, todo ello desde una perspectiva isométrica. Y como tal, seguimos sufriendo los mismo problemas que ya comentamos.

Pese a lo vistosos que son los escenarios, éstos carecen de vida. Parecen un mero fondo estático en el que la acción acontece. Y no es porque no estén animados. Hay animaciones aquí y allá, pero no transmiten vida, no te hacen creer que hayas entrado en un mundo vivo, sino en un entorno especialmente preparado para ti.

Es una sensación extraña, lo sé, tal vez personal, pero por más que lo intento, no consigo creerme el mundo que ven mis ojos. Algo, que en cambio, sí sucede con las descripciones de los numerosos textos del juego.

Mejor trabajo se ha realizado con la banda sonora, que sin ser memorable, sí crea el ambiente y el tono correctos para atraparnos en la narración. Y realmente no hay mucho más que decir del sonido, puesto que Shadowrun: Hong Kong carece de cualquier tipo de doblaje, y sólo hay voces en un par de secuencias de vídeo a lo largo de todo el juego.

REFLEXIÓN FINAL

Si bien está lejos de ser perfecto, una vez más la narrativa tan impresionante de la que hace gala éste Shadowrun: Hong Kong me hace perdonarle sus pequeños defectos.

Es evidente que la única aspiración de esta entrega es la de darnos otra nueva aventura que disfrutar. No tiene mayores pretensiones, no busca introducir cambios importantes, ni nada por el estilo. Solo es más de lo mismo, pero cuándo lo mismo es tan bueno, no tiene por qué cansar.

SHADOWRUN: HONG KONG EXTENDED EDITION

En Febrero de 2016, y de forma gratuita para todos los que ya poseyeran el juego, se lanzó la actualización Shadowrun: Hong Kong Extended Edition. Esta nueva versión del juego, que sería la que a partir de ahora estaría a la venta, traía consigo jugosos añadidos.

Aparte de la siempre bien recibida corrección de fallos y errores, y de nuevo contenido para las herramientas del editor de campañas del juego, también se incluyó nuevo contenido para un solo jugador. El más importante fue una nueva campaña de entre 2 y 6 horas de duración que tiene lugar una vez completada la historia principal, y que cierra unos cuantos de los cabos sueltos que quedaron sin cerrarse en la versión original del juego.

Además de esto, también se introdujo una opción para activar una serie de comentarios que se pueden escuchar durante la partida, en el que la gente de Harebrained Schemes habla sobre la creación de Shadowrun: Hong Kong.

¿SABÍAS QUE…?

  • En su campaña de Kickstarter, Shadowrun: Hong Kong consiguió recaudar una cantidad de 1.204.726 $. Las aportaciones fueron realizadas por 31.497 patrocinadores.
  • Shadowrun: Hong Kong tiene una nota media en Metacritic de 81 sobre 100.

VÍDEO PRÓXIMO NIVEL RECOMIENDA

Y EL MES QUE VIENE…BROKEN SWORD THE SLEEPING DRAGON

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. feisal86 dice:

    En su día recuerdo oír hablar del Shadowrun, pero prácticamente no sabía nada de él. Tras ver el vídeo y leer el artículo veo que se trata de un juego bien dinámico, con una ambientación estupenda y una historia que engancha. Claro que todo lo cyberpunk me encanta y eso hace que me guste todo lo que emplee esa atmósfera y ese género, jajaja. A esperar a tu siguiente entrega.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s