THE WITCHER

EL PRIMER CONTACTO CON GERALT DE RIVIA

Las imágenes del presente artículo están sacadas de la web MobyGames. Puesto que el juego lo completamos hace ya bastante tiempo, no hemos podido capturar nosotros nuestrs propias imágenes. Las imágenes en castellano, sí son capturas propias, ya antiguas.

Pocos sabíamos en 2007 que el lanzamiento de este The Witcher, realizado por un estudio polaco absolutamente desconocido, iba a suponer un antes y un después en años venideros. Aunque The Witcher no despuntaría entre las grandes masas de jugadores hasta el tercer juego, con el que se ha ganado el derecho a ser considerado uno de los reyes del rol del presenta pasado y futuro del género.

Pero sí, hace 10 años exactos (el juego se puso a la venta en el mes de octubre) el primer The Witcher era <<solo>> un sobresaliente RPG exclusivo de PC que no había hecho mucho ruido. Hoy, existe el riesgo de que las entregas anteriores se vean eclipsadas por la grandeza de The Witcher 3: Wild Hunt, pero es algo contra lo que hay que rebelarse, pues los juegos anteriores eran otro par de joyas atemporales, como veremos.

Plataformas: PC

Plataforma en la que se analiza: PC

Año de lanzamiento: 2007

Desarrollador: CD Projekt RED

Disponible en: GOG Steam 

Extras: Ninguno

NARRATIVA

Aunque es un dato bien sabido hoy día, hemos de mencionar que The Witcher está basado en una serie de novelas de fantasía escritas por Andrzej Sapkowski. Esta saga, que fue escrita por el autor entre principios de los 80, le catapultó al estrellato en su país, y a raíz de las adaptaciones de su obra a televisión, y sobre todo a los vídeo juegos, también le valió el reconocimiento internacional, permitiendole llegar a países dónde sus novelas todavía no habían sido publicadas, como EEUU.

El universo que nos propone el autor es el de un mundo de fantasía épica oscuro y de temática adulta. El mundo está profundamente influenciado por las leyendas y el folclore medieval europeo, pero en especial del de Europa del Este. Temas complejos como el racismo, el sexismo o la intolerancia no quedan fuera de los textos de Sapkowski, que presenta un mundo realista y desgarrador, sin renunciar a la presencia de elementos más inverosímiles, como elfos, enanos, dragones, la magia o monstruos de toda índole.

Tanto en las novelas, como en el vídeo juego que nos ocupa, el protagonista de todo el argumento es Geralt de Rivia, un brujo al que todos se refieren como el Lobo Blanco. Criado desde niño en la orden de los brujos, su cuerpo ha sido modificado con mutágenos y otras técnicas desagradables para transformarle en un superhombre. Su oficio es el de cazar y matar monstruos a cambio de una recompensa. Sin remordimientos, sin sentimiento alguno.

La realidad, sin embargo, es más compleja, pues Geralt es un ser cínico y avinagrado que sí tiene emociones, y que dedica sus días a dar caza a unas bestias que muchas veces no son más malvadas o deplorables que los hombres y mujeres del mundo civilizado que le suelen contratar y despreciar por ser un mutante, por mucho que su oficio sea necesario.

Se veía pues sumergido el jugador, en un relato de decisiones morales difíciles, que seguía la historia donde la dejó la última de las novelas, con un protagonista al que todos daban por muerto y que sufre de amnesia.  Ante esta situación, no eran pocos los que intentaban aprovecharse del legendario Lobo Blanco, y arrastrarlo a sus particulares juegos de poder. Todo ello mientras Geralt buscaba recordar su pasado.

Simple y llanamente, la narrativa en The Witcher era magistral, con una profundidad argumental como pocas veces se había visto en un vídeo juego. El mundo respiraba vida, y no había un solo momento en el que no nos viésemos absorbidos por el realismo sucio del entorno en el que nos movíamos.

Y a todo esto había que sumarle el hecho de que el juego variaba en función de nuestras decisiones en momentos puntuales, tomadas de forma sinérgica, y nunca presentadas de un modo obvio y limpio, marcando una opción como buena y otra como mala.

JUGABILIDAD

El primer The Witcher apostó desde un principio por el género de los RPG occidentales. Como tal, el sistema de juego del que se servía la aventura incluía los clásicos combates a espada, la exploración de entornos urbanos y rurales dónde obtener misiones que completar en mazmorras y territorios salvajes, y por las que obtener una recompensa monetaria y de experiencia posterior.

Sistemas como la magia, la mejora de características o la opción de seleccionar nuestras respuestas en los diálogos estaban presentes en el juego.  Sin embargo, algunos de estas mismas mecánicas jugables presentaban un planteamiento muy original debido a la necesidad de ser fieles al material en el que se basaba.

Por ejemplo, elementos como la magia eran sustituidos en The Witcher por las señales. Esto eran cuatro tipos de hechizos diferentes, cada uno con su función, utilizables en cualquier momento, y que podían mejorarse gastando puntos de experiencia. Otro, por ejemplo, sería el sistema de combate, en tiempo real y dividido en tres escuelas de esgrima diferentes, con enemigos especialmente vulnerables o resistentes a uno u otro estilo. Además, Geralt llevaba dos espadas, de plata y acero, para monstruos y humanos respectivamente, tal como en los libros.

No obstante, el elemento realmente novedoso del juego eran las mecánicas de alquimia. Extraídas de los libros, Geralt podía obtener recetas que le permitiesen crear todo tipo de pociones y aceites con diversos ingredientes repartidos por el mundo del juego. Estos brebajes o ungüentos servían para aumentar nuestra resistencia, permitirnos ver en la total oscuridad, hacernos invulnerables al veneno o que nuestra espada fuera más efectiva contra un tipo específico de criatura. La mecánica además venía acompañada de la barra de toxicidad, que nos impedía beber muchas de estas pociones, pues solían ser dañinas, excepto para los brujos, que están preparados para aguantarlas en dosis mayores.

La alquimia y su dominio, se volvía de obligado uso en los niveles de dificultad más altos, y simplemente ofrecía suculentas ventajas en los más fáciles.

Sin embargo, este primer The Witcher también en lo jugable era un título poco amistoso con el jugador en ocasiones. Consecuencia esta de un sistema de control algo confuso, que permitía usar el ratón y el teclado, o solo el teclado pero que no resultaba cómodo o intuitivo de ninguna de las dos maneras. Es este último un punto que puede atragantarsele al jugador moderno, y hablo por experiencia.

APARTADO AUDIOVISUAL

El primer The Witcher fue el único juego de la saga que no fue desarrollado haciendo uso de un motor gráfico propio. CD Projekt RED utilizó entonces, por primera y última vez, el Aurora Engine, u motor desarrollado por terceros, en concreto, BioWare.

Dicho motor había sido creado por la compañía canadiense para su título Neverwinter Nights hacía ya muchos años. Los polacos lo modificaron muchísimo, hasta el punto de que no parecía el mismo.

Pero lo cierto es que por mucha ingeniera que hubiesen hecho con las ya mencionadas herramientas de trabajo, The Witcher no era un vídeo juego que quitase el hipo en lo visual. Era vistoso, pero no podía jugar en las grandes ligas, que en ese año estaban monopolizadas por el casi omnipresente Unreal Engine.

Con lo que si contaba The Witcher era con un notable trabajo de diseño artístico. Deudor de su licencia, sus creadores no parecieron dudar sobre de qué tipo de influencias servirse a la hora de inspirarse en la creación del mundo. Desde los entornos hasta el vestuario de los personajes, la apariencia de estar ante una Europa medieval sucia y rural era transmitida constantemente a lo largo de la partida. Y, aunque no muy variado, el diseño de los diferentes monstruos y criaturas se lleva la palma por su originalidad, sobre todo en un género en el que la sombra de Tolkien y Dungeons & Dragons es tan alargada.

También por primera y única vez The Witcher contaba con doblaje al castellano. Sin embargo, este no era nada positivo, y casi se agradece que los siguientes juegos de la saga no hayan contado con doblaje a nuestro idioma.

La calidad del mismo era, siendo generosos, pobre, por no decir directamente pésima. Las actuaciones estaban bastante salidas de tono en numerosas ocasiones, y no es raro que varias de las conversaciones pareciesen carecer de sentido. Tampoco ayudaba en nada la cuestionable traducción con la que contaba el juego, y de la que se sirvieron para el doblaje, que elimina frases y líneas de diálogo para ser censuradas.

Ante esta situación, se convertía en una necesidad, y no una opción, el poner el juego en inglés, al menos las voces. Siempre y cuando, claro, aspirásemos a tener una experiencia satisfactoria, y a comprender el excelente guión en su plenitud.

La banda sonora, todavía no había llegado a ser tan soberbia como la del tercer juego, pero ya en este primer The Witcher el trabajo realizado era sobresaliente. Con un estilo sobrio, que solo se aceleraba en los momentos de mayor tensión. Muchas de las composiciones quedaban grabadas a fuego en nuestra mente, como River of Life. Además aquí, los compositores Adam Skorupa y Pawel Blaszczak  escribieron las notas que se convertirían en el tema principal de la franquicia, y que suenan por primera vez en Dusk of a Northern Kingdom.

REFLEXIÓN FINAL

The Witcher fue en su momento un excelente exponente del género RPG. Sobre todo era un título muy original, que nos presentaba un mundo de fantasía nunca antes visto. Un juego de fantasía maduro, adulto, sucio y realista, mucho antes del boom que vive el género desde el advenimiento de Juego de Tronos a televisión. Nos ofreció una experiencia rolera de la que es muy fácil caer enamorado, dadas sus numerosas virtudes, y que aún hoy muchos consideran como uno de los mejores juegos que han tenido ocasión de disfrutar.

Pero el primer The Witcher hizo algo más que ser un juego excelente. Puso a sus creadores, CD Prokekt RED, en el mapa de la industria del vídeo juego. Pronto conoceríamos las particularidades de este estudio atípico, cuya filosofía centrada en premiar al jugador, en vez de castigarlo o exprimirlo les ha transformado en una de las empresas más respetadas y queridas del sector.

THE WITCHER: ENHANCED EDITION

 Aproximadamente un año después del lanzamiento del juego original, desde CD Projekt RED lanzaron la llamada Enhanced Edition. Esa nueva versión pasaría a ser la que estuviese a la venta desde ese momento, y los poseedores de la antigua, podían actualizarse a la Enhanced Edition de forma gratuita si habían registrado el juego en la web de CD Projekt RED.

Como indicaba su propio nombre, la Enhanced Edition es una versión mejorada del The Witcher original. Por un lado actualizaba el apartado gráfico del juego, que ganaba en calidad con unos modelos de personajes, entornos y monstruos superiores; por otro lado también introducía nuevo contenido con un par de aventuras nuevas e independientes, que no guardaban relación con la trama principal.

El mejor añadido, sin embargo, fue la eliminación de la censura. Muchos diálogos pasaban ahora a estar como habían sido originalmente escritos, con toda la rudeza; y además estas nuevas líneas de diálogo pasaban a estar también dobladas (no en español, por cierto, que se mantenía intacto). Esto unido a la posibilidad de elegir el idioma con el que queríamos jugar tanto en textos, como en voces, convertían a The Witcher: Enhanced Edition en la experiencia ideada originalmente por sus creadores.

Por supuesto, esta es la versión con la que hemos realizado nuestro vídeo.

¿SABÍAS QUE…?

  • The Witcher aparece en el libro 1001 juegos que jugar antes de morir de Tony Mott.
  • CD Projekt RED son los creadores y responsables de la plataforma digital de venta de juegos clásicos GOG, sin la cual no hubiera nacido este blog.
  • Algunos de los aldeanos del juego silban la Marcha Imperial de Star Wars al pasar a su lado.
  • Existe un caballero en el juego llamado Patrick De Wayze, en clara alusión al actor de cine Patrick Swayze. En la versión polaca, ambos nombres se pronuncian igual.
  • La revista Micromanía, en su número de diciembre de 2007 le otorgó una nota de 97 sobre 100. De él dijo: <<Nunca has jugado un argumento tan maduro y apasionante, y pocas veces, envuelto en una ambientación tan soberbia>>.

LA VISIÓN DE LA ÉPOCA

VÍDEO PRÓXIMO NIVEL RECOMIENDA

Y el mes que viene…Tomb Raider: The Last Revelation

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. feisal86 dice:

    Uno de esos juegos, y de esas sagas, que no veo el momento para lanzarme a ella. Como bien sabes, el tercer juego aun no puedo saborearlo, pero no creo que tarde en ponerme en faena con los dos primeros. Qué gustazo cuando un género trillado y del que tanto se ha escrito y diseñado, en este caso el fantástico medieval, adquiere tintes de madurez y no solo trata de los lugares comunes de siempre, sino que mientras luchamos contra dragones, gigantes o elfos, también se abordan temas absolutamente humanos y hasta de actualidad. Como bien dices, a ello ha ayudado en los últimos años el bombazo de Juego de Tronos, pero The Witcher llegó un poco antes, jajaja.

    Me llama la curiosidad incluso las novelas, así que no descarto en absoluto que en un futuro empiece a leerlas. Es lo que tiene que te lleguen tan buenísimas referencias sobre algo concreto y desde tanta gente.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.