THE BANNER SAGA 2

EL CAMINO CONTINÚA

Todas las imágenes del artículo han sido capturadas por mi. Aunque se muestren en inglés, el juego está en castellano, y la elección del idioma ha sido simplemente una preferencia personal del que esto escribe. 

Aunque la segunda parte del genial The Banner Saga lleva ya bastante tiempo disponible, no ha sido hasta ahora, pese a haberla adquirido el día en que salió —está a la venta desde abril de 2016—, que he podido sentarme a disfrutarla y degustarla con el mimo que merece.

Completado nuestro penoso viaje por esta tierra, por fin puedo hablaros de The Banner Saga 2 en esta web y entrar en detalle sobre qué ha cambiado con respecto al primer juego, y si el trabajo de Stoic sigue siendo digno de lo conseguido con anterioridad.

Plataformas: PC,  Macintosh, Android, iOS, PlayStation 4 y Xbox one

Plataforma en la que se analiza: PC

Año de lanzamiento: 2016

Desarrollador: Stoic LLC

Disponible en: GOG / Steam

Extras: Ninguno

NARRATIVA

The Banner Saga 2 es el capítulo intermedio de la trilogía, como tal, estamos ante el que posiblemente sea el argumento más oscuro que nos depare la historia, suponiendo que el tercer juego no sea más trágico aún. A la espera de saber cómo terminará el guión, esta segunda parte plantea un viaje más deprimente que el del anterior juego, lo que ya es decir.

El inicio del camino tiene lugar exactamente dónde nos quedamos en The Banner Saga, y si continuamos con nuestra partida guardada de entonces, se conservan las decisiones que tomásemos en aquel. Así, uno de los protagonistas pueden ser Rook o Alette, dependiendo de cómo finalizase nuestra partida anterior. Una mecánica narrativa muy positiva que ya se ha visto en otros juegos, y que sirve de mucho a la hora de hacer llegar al jugador el mensaje de que estamos ante una historia completa, más allá de un solo juego, en el que los caminos elegidos pueden tener repercusiones en títulos futuros; y que además garantiza que cada uno obtengamos una experiencia diferente.

Pero decíamos que The Banner Saga 2 propone un relato más patético, porque aunque al final del primer título conseguimos una victoria amarga contra los dredge; al inicio de este vemos que esto no ha servido de nada. Nuestro camino hacia la capital humana de Arberrang prosigue aquí, con un grupo de refugiados más desesperados ahora, especialmente al ser testigos de cómo el mundo se desmorona, los dredge siguen su imparable avance, y la gigantesca sierpe que parece ser la heraldo del fin de los días causa estragos sin nadie que se le oponga.

Aparte de seguir a la caravana de refugiados de Rook o Alette, a la que ya guiamos en el anterior juego, un nuevo grupo entra en escena en este segundo capítulo. Hablamos de una banda de mercenarios llamados Los Cuervos, al mando de Bolverk, un inmenso y fiero varl. La aventura que experimentamos con estos sigue siendo deprimente, pero será distinta a la habitual. Bolverk y su gente son guerreros experimentados, y pese a que el mundo se viene abajo, todo lo que ansían son trabajos pagados. Afrontamos con ellos pues un viaje fútil, con un grupo de guerreros que se aferran a un modo de entender el mundo que ya no sirve, pero que nos llevará a tomar decisiones más agresivas, incluso perjudicando a otra gente, y sin percibirlo en un principio, pudiendo afectar a nuestra otra caravana protagonista.

En The Banner Saga 2 además, el misterio que se empezó a tejer en el primer juego se empieza aquí a desmadejar. Se abren nuevos interrogantes, pero vamos recibiendo respuesta a muchos otros, y a medida que progresa el camino empezamos a comprender las razones por las que el mundo del juego se encuentra al borde del abismo. De hecho, el final del juego queda en un importante cliffhanger, abierto, con todo preparado para que el final de la trilogía cierre todos los arcos argumentales aún sin resolver.

JUGABILIDAD

No habiendo una necesidad acuciante de hacer algo diferente, The Banner Saga 2 presenta las mismas directrices jugables que ya alabamos de su primera entrega. En su lugar, opta por expandir esas mismas mecánicas, y ofrecer más opciones para el jugador. Esto es palpable casi desde el primer instante en el sistema de combate, aspecto dónde los jugadores más solicitaron que hubiese mejoras.

Así, si bien proseguimos gozando del estupendo sistema por turnos y casillas, simple y a la vez profundo, que ya tuvimos en The Banner Saga, aquí se ha visto potenciado con nuevas variables. Las más notorias son la adición al sistema de nuevas clases de personaje, cada una de ellas con poderes y habilidades diferentes y originales. Pero no todo ha consistido en introducir nuevos tipos de unidades, también se han incluido enemigos inéditos con, de nuevo, habilidades únicas. Por último, los combates ahora cuentan con objetos y otros efectos de entorno que añaden otra capa más de profundidad.

En resumen, todos estos nuevos contenidos abren todo un abanico de opciones y posibilidades al sistema de combate lo bastante amplias como para no resultar, jamás, tedioso. Poder contar con variados objetivos que cumplimentar, y tener un buen puñado de opciones estratégicas con las que abordar su consecución, hacen de The Banner Saga 2 una experiencia jugable muy superior a su predecesor.

El viaje de nuestra caravana, el núcleo jugable de la aventura fuera de las escaramuzas, permanece intacto. La gestión de recursos, del descanso y la moral de nuestra gente, y de las decisiones a tomar en el trayecto es algo que no voy a volver a explicar dado el necesario conocimiento previo que se ha de tener en este punto sobre el primer título de la trilogía. Más aún cuando recalcamos que no ha cambiado de lo ya visto. Tan solo esperar una gran cantidad de decisiones complicadas, sin opciones buenas o malas, y viajar siempre con el agua al cuello, dándolo todo porque los que dependan de nosotros consigan llegar a su destino.

AUDIOVISUAL

 Durante el artículo que dedicábamos al primer The Banner Saga, un servidor hacía una serie de afirmaciones; meros consejos, que él pensaba ayudarían a futuros juegos a transmitir mejor la narración. Ninguna de aquellas ideas ha sido aplicada en esta segunda parte, que hace uso de las mismas técnicas que ya vimos en el pasado para plasmar su historia de un modo visual.

Si bien es una pena que este aspecto no haya recibido atención, eso no quiere decir que no siga siendo un videojuego bello y precioso. La parte técnica con ese diseño artístico pionero que ahora otros buscan imitar, es magnífica. Desde los escenarios a los personajes, incluso los mapas y unidades en combate, todo está hecho con una especial atención al detalle y pareciera que estemos ante una película de animación clásica, dibujada a mano.

Es esta plasmación visual la que hace a The Banner Saga, tanto al primero como a esta segunda parte, algo tan único y particular. Le otorga una identidad que lo eleva por encima de otros juegos, similares o no. Cada captura, cada imagen, es una pequeña obra de arte.

Además, para un juego como este, con muy pocos diálogos doblados, es obligatorio que el trabajo sonora tenga la consistencia suficiente como para tapar esa ausencia. Diría que es una suerte que esto fuera así, de no ser porque en realidad nada tiene que ver la suerte, si no el talento del que hace gala Austin Wintory al componer la banda sonora. Un hombre que ya se cubrió de gloria con el anterior juego, pero que con The Banner Saga 2 se supera a sí mismo.

El compositor nos regala aquí una autentica experiencia divina. La banda sonora no solo acompaña, sino que sabe destacar cuando debe, y goza de tanta personalidad que se convierte en otro personaje, es más un narrador sin palabras, capaz de contarnos tragedias y épicas luchas. No podría destacar una sola composición, porque todas, todas, merecen ser escuchadas tanto dentro, como fuera de la partida.

REFLEXIÓN FINAL

No nos vamos a engañar, The Banner Saga 2 es muy parecido al primer juego. Pero eso no es algo negativo, y desde luego no es importante. No se trata aquí de renovar la fórmula, o darle un vuelco al sistema jugable. Se trata, más bien, de proseguir el relato iniciado, de seguir ofreciendo una bella experiencia, y de enriquecer lo que pudo resultar más pobre del anterior juego.

Visto desde esa perspectiva, esta secuela es un pleno absoluto. Stoic consigue aquí que su saga siga creciendo y haciéndose más notable. Un in crescendo que no es exclusivo del guión, sino que se puede decir de la totalidad del juego, desde el mucho más profundo sistema de combate, a la excelsa banda sonora, o, como no, el aspecto más puramente visual.

A la espera de ver cómo concluye el viaje en la tercera, y última, parte de la trilogía, —algo que podremos ver en unos meses, este mismo verano— cada vez estoy más convencido de que The Banner Saga se postula como una de las mejores sagas de videojuegos que he jugado en los últimos años.

¿SABÍAS QUE…?

  • The Banner Saga 2, al contrario que la primera y tercera parte, no recurrió a una campaña de financiación colectiva para iniciar su desarrollo. El estudio utilizó medios más tradicionales de financiación, como acuerdos con editoras.

VÍDEO PRÓXIMO NIVEL 2.0

Y el mes que viene…STAR WARS JEDI KNIGHT: JEDI ACADEMY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.